miércoles, 7 de junio de 2017

Ciclo de crecimiento de las pestañas | Extensiones de Pestañas


Las pestañas no dejan de ser vello, es decir, un grupo de pelos de características similares y que cumplen una función: no sólo de tener una mirada femenina y bonita sino la protección del ojo. No tienen otro secreto que ser un folículo piloso donde crece un pelo, como los de nuestra cabellera.
Que hay más cantidad en el párpado superior que en el inferior no es ningún dato que no sepamos. El hecho de tenerlas de un color más rubio o moreno depende de la melanina que nos haya tocado en la lotería genética. La respuesta a la pregunta ¿crecen las pestañas? es que sí. Crecen aunque a su ritmo, y es mucho más lento que el pelo del cuero cabelludo.
Cada pestaña vive de unos tres a cuatro meses. El folículo piloso descansa y tras una pausa de recuperación nace una nueva pestaña.
Se sabe que la estructura de las pestaña es como la del cabello y están formadas por escamas de queratina, responsables de su elasticidad y resistencia. Son especialmente vulnerables a los rayos ultravioleta que las resecan y debilitan, aumentando su porosidad.
El tiempo de crecimiento de nuestras pestañas depende de la dieta, estilo de vida, edad, genes, del estado hormonal y claro, de los cuidados que tengamos con éstas.

Existen también tratamientos que ayudan a estimular los folículos pilosos y así, tener de forma natural unas pestañas más fuertes, largas y abundantes, pero cuida que éstas fórmulas no contengan sales y parabenos, causantes de irritación, hipersensibilidad y resequedad.

El ciclo de crecimiento de una pestaña se divide en tres etapas:

La primera se conoce como Anágena: Ésta es la  fase de crecimiento activo. Más del 30% de las pestañas están en crecimiento dinámico. Esta fase puede durar de 4 a 8  semanas.

“A diferencia de lo que ocurre con el cuero cabelludo, cuya fase de crecimiento dura varios años, en las pestañas ese proceso toma de uno a dos meses, a una tasa de 0.15 mm promedio por día”

La segunda Fase es llamada Catágena: También se le conoce como la fase de latencia debido a que el crecimiento se detiene y el folículo se contrae. Puede durar  de 3 a 4 semanas.

En esta fase es cuando la pestaña está en su máximo esplendor, sobre todo,  si has contribuido a su cuidado durante la primer fase.

La tercera fase es conocida como Telógena: Esta es la fase final antes de que la pestaña caiga. Es un tiempo de hibernación, descanso del folículo piloso que se preparará para que nazca la siguiente pestaña.

Por estos motivos explicados nos referimos a la importancia del retoque en las extensiones de pestañas, las extensiones de pestañas se quedan pegadas sobre la pestañas naturales sin dañarlas, hasta que ésta última cae cuando llega al final de su ciclo de vida, la extensión de pestaña no arranca la pestaña natural – ni la maltrata – cae cuando termina el ciclo de vida natural de la pestaña y es por esto que se tiene que realizar un mantenimiento/retoque cada dos o tres semanas como mínimo, para poder reponer las extensiones caídas y mantener un volumen constante.
Los services por retoque NO son obligatorios, sí son necesarios 1 vez al mes para mantener las extensiones como el primer día y por tiempo indefinido.
Te brindamos asesoramiento y diseño personalizado.
Citas y consultas: zairayenmakeupartist@gmail.com

#LashesByZairaYen